El sábado 8 de marzo me reuní con mi grupo de adultos jóvenes de Casa de Dios, la iglesia a la cual asisto. 

Nos reunimos alrededor de las 5:30 de la tarde (o un poquito más ya que con Claudita nos retrasamos por el tráfico… jeje) y compartimos de una tarde “sin escrúpulos”……. No se asusten, ese es el nombre de un juego de mesa, el cual consiste en hacer preguntas y tratar de adivinar la respuesta de la otra persona (obvio, la respuesta debe ser: SI, NO o DEPENDE) pero lo mejor del juego es que si no se coincide en la respuesta, o si el argumento utilizado no es totalmente creíble, se puede debatir y entre todos se hace una votación para ver si la respuesta es realmente creíble o no.

Saben, este tipo de juegos me gusta, porque además de poderse divertir y pasar un tiempo con las personas, se puede conocer un poco más la forma de pensar de los demás mediante sus respuestas y saber cómo actuarían ante diversas situaciones.

Estuvo bastante divertido la verdad, algunas preguntas (y sobretodo sus respuestas) causaron cierta polémica… jaja pero saben qué fue lo más bonito?? que yo gané!!!!! jajaja🙂 pero como queríamos seguir compartiendo pues seguí jugando.

He aquí una foto de todos en pleno juego:

en pleno juego

Este fue un sábado diferente, ya que los demás nos reunimos para compartir la Palabra de Dios y aprender un poco más de Él, pero en esta reunión compartimos y nos conocimos un poco más.

Para finalizar, nos tomamos unas fotos del grupo, agradezco públicamente a nuestro fotógrafo estrella Manuel, por llevar su camarita y capturar estos lindos momentos. Aquí van otras fotitas:

foto grupal

todos

P.S. yo soy la de blusa negra🙂