Ha comenzado un nuevo año, y con él muchos sueños, metas e ilusiones vienen a nuestra mente.

Es un momento para reflexionar qué ha sido de nuestras vidas, pero sobretodo, qué es lo que queremos para nosotros en el futuro. En base a esto último debemos centrar nuestras metas e ir buscando alcanzar, paso a paso, lo que ansiamos para nuestras vidas.

Pero lo más importante que debemos hacer es poner ante Dios todos nuestros sueños y deseos, para que los podamos cumplir y nos llene de bendiciones a lo largo del año.
Así pues, comencemos con pie derecho este nuevo año, de la mano de nuestro Señor, y confiando en que Él nos llevará de gloria en gloria en todos los ámbitos de nuestra vida: en el trabajo, en los estudios, con nuestra familia, nuestros amigos, nuestra pareja, etc.

FELIZ INICIO DEL 2007!!!

BENDICIONES!!😀